jueves, 20 de noviembre de 2008

El Reciclaje en la Gastronomía

Almíbar de dulces en frascos o en envases plásticos (artesanales) :

Cuando finalice el frasco de dulce industrial o artesanal, no bote el almíbar que trae consigo:
1.-Resérvelo en el refrigerador para que lo utilice como un sirop, al consumir frutas picadas.
2.-Colóquele dos dedos de agua, revuelvalo e introdúzcalo en el freezer de su nevera. Obtendrá un helado de agua exquisito. Los de lechoza y de higo son mis predilectos.

Almibar de dulces en latas:

Cuando le sobre un poco de jugo o el almíbar de las latas de frutas, ¡no los bote!. Viértalos en una bandeja para hacer cubos de hielo. Añada 2 ó 3 hielos frutales a un vaso de limonada (sin azúcar, que haya preparado con menos líquido que usualmente. ¡Es exquisito!.

Arroz sobrante:

Si le ha sobrado un poco de arroz, cocinado del día anterior, aprovéchelo al día siguiente en una forma diferente: Póngalo en la licuadora hasta que se vuelva una crema. Le servirá para espesar alguna sopa o para agregarle a un guiso de lentejas.
Revista "Ideas". Año 11 N° 3.

Arroz sobrante 2:
No bote el poco de arroz que le quedó del día anterior porque de él se pueden hacer deliciosas

Torticas de Arroz:
Mézclelo con
1 cucharada grande de leche
1 cucharada grande de azúcar
3 cucharadas de harina de trigo y
1 huevo.

Ponga a calentar aceite en un sartén y con una cucharada grande, vierta la mezcla. Así le quedarán unas torticas doraditas. Se puede hacer lo mismo con la sobra de spaguettis.
El Diario de Caracas, 25 de Marzo de 1989.

Cáscaras de cebolla:

Aperitivo aromático para parrillas:
Conserve las cáscaras de cebolla que utillice para la preparación de las comidas. Cuando el carbón de la parrilla comience a apagarse, riéguele por encima las cáscaras de cebolla que reservó. Enseguida se esparcirá un aroma delicioso, que servirá de aperitivo a los comensales.
Revista "Ideas". Abril de 1985.

Cáscaras de frutas cítricas:

Pueden usarse para aromatizar el azúcar. No hay más que echar un pedazo en el bote de azúcar y esta tomará el sabor de la fruta. El azúcar asi aromatizada es excelente para la elaboración de tortas y flanes.

Patricia Barrera. Concepción, Chile.
Revista "Ideas". Año 6 N° 16. 8 de Agosto de 1983.

Cáscaras de huevo:

Gelatina exquisita:
1.- Reúna entre 15 y 18 cáscaras de huevos.
2.- Enjuáguelas.
3.- Al estar secas, vaya guardándolas.
4.- Compre una gelatina de 10 porciones, de su sabor preferido.
5.- Hágala siguiendo las instrucciones del paquete, pero al medir las tazas de agua no las llene.
Déjela un dedo menos (el meñique) de cantidad.
6.- Una vez que haya diluido la gelatina en las cuatro tazas de agua (2 calientes y 2 frías), agréguele a la preparación una lata de leche condensada y mezcle batiendo con batidor de alambre.
7.- Sobre un cartón de huevos coloque las cáscaras.
8.- Con un embudito, vierta la preparación de la gelatina.
9.- Lleve al freezer.
10.- Retírelas cuando cuajen. (Esté pendiente para que no se escarchen)
11.- Despréndale la cáscara, como si estuviera pelando un huevo sancochado.
12.- Sírvalas sobre una bandeja, con la boca de la cáscara hacia abajo, para que queden paraditos
Nota: Si quiere hacerla de dos colores (frambuesa y piña). Siga las mismas instrucciones, pero llenando hasta la mitad la cáscara con la gelatina de un sabor y cuando haya cuajado, prepare el otro sabor, colóqueselo encima y llévelos nuevamente al freezer hasta que cuajen. Hecha la gelatina en esta forma, queda bastante decorativa.
La primera vez que hice esta receta fue cuando bauticé a mi ahijadito León Perdomo. Hice 100
huevitos de gelatina. Los invitados impresionados, me preguntaban dónde había comprado esos moldes. Actualmente las elaboro para los cumpleaños de mis nietos con el mismo éxito.

Esta receta me fue dada por la señor Irma de Jiménez, vecina muy apreciada y de quien siempre estoy agradecida. Barquisimeto, Febrero de 1978.

Cáscaras de Lechoza:

Al utilizar la lechoza, no bote las cáscaras ya que con ella puede obtener un excelente ablandador para sus carnes: lícue la cáscara, échela en un recipiente y métala en el refrigerador para cuando vaya a adobar sus carnes. Se utiliza de igual forma que cualquier otro ablandador: lave la carne, póngale sal, otros ingredientes y el ablandador, déjelo una dos o tres horas. No tendrá que lavar luego la carne, pues no deja mal sabor. Obtendrá excelentes resultados.

Cáscaras de Manzanas:

Cuando consuma la manzana, no bote las cáscaras. Hiérvalas junto con la concha de un limón. (Para las conchas de tres manzanas, usa 1 litro de agua y endúlzalas al gusto). Se obtiene un delicioso refresco y además económico.
Revista Hogar Práctico N° 24. Marzo, 1992.

Cáscaras de Papas:

Chicharroncitos:
La próxima vez que pele papas no bote las cáscaras. Fríalas en aceite bien caliente, después añádales limón y chiles y tendrá unos chicharroncitos de papa muy sabrosos.
Virginia Rodríguez Mendoza
Atencingo, México.
Revista Ideas. Año 2 N° 12.

Cáscaras de Parchita:

Jugos Exquisitos:
Se parte la concha de las parchitas (Pasionaria, Maracuyà) en dos mitades. Se les extraen las semillas y se reservan. En una olla grande, con agua, se ponen a cocinar. Se sabe que ya están cuando la pulpa de las conchas se ve trasparente y al palpar con el cuchillo, está blandita. Se dejan enfriar. Posteriormente, se les elimina, una especie de mallita adherida a las paredes del fruto, que al alarla con los dedos sale con mucha facilidad. Luego se introduce una cuchara pasándola en forma circular alrededor del borde de la mitad de la Parchita y se obtiene la pulpa de esta manera. Aparte se hace un jugo concentrado con las semillas de la parchita de la siguiente forma: Se colocan en la licuadora con poca agua y se lícuan prendiendo y apagando tres o cuatro veces el artefacto, para que no se desmenucen totalmente la semillitas. Se cuela el jugo. Se lava la licuadora y se lícuan las pulpas de las conchas de Parchita con agua, con el jugo concentrado de las semillas y el azúcar. En esta forma lo hago y me resulta un jugo con sabor a durazno.
Las pulpas de las conchas de Parchita, ya cocidas, se pueden licuar sólo con agua y azúcar, resultando un jugo con sabor a pera.

Chicha de Parchita:
Se utiliza el mismo procedimiento de unir los cascos cocidos y licuados con el concentrado de semillas de Parchita; (Pasionaria, Maracuyà) pero estas semillas se deben haber dejado, previamente, fuera del refrigerador toda la noche. De esta forma se va desarrollando el proceso de fermentación. Una vez que están licuados ambos ingredientes, se les coloca azúcar al gusto, canela y clavo de olor. Si quiere puede añadirle guayabita. Envásela en frascos de vidrio. Déjelos todo un día, en un sitio donde nadie los esté moviendo, y en la noche los conserva en la nevera. Se sirve bien fría.

Nota: Esta receta la descubrí por accidente en Mayo de 1991. Iba a hacer el jugo con sabor a durazno y al extraer las semillas de las Parchitas, las guardé en un envase donde pasaron todo el día. Ya en la noche, procedí a hacer el jugo. Cuando lo probé estaba fermentado y se me ocurrió añadirle especias. El resultado fue increible. Este jugo no debe dejarse fuera del refrigerador porque si se manipula mucho puede explotar la botella.

Cascos de Parchita:
Se procede a cocinar las mitades de la fruta, como indiqué anteriormente. Se extraen las pulpas con mucho cuidado, tratando de que salgan enteras. Se prepara un jugo con las semillas. Se le coloca azúcar y se elabora un almibar un poco clarito. Allí se introducen las pulpas de las conchas de Parchita y se cocinan a fuego lento para que vayan atrapando el sabor del jugo en la medida en que vaya espesando el almíbar.

Nota: Estas son las recetas más usuales de la Parchita; pero en la medida en que siga encontrando otras opciones, las iré imprimiendo en el blog. Hace poco probé una Marquesa de Parchita. Se trataba de un mousse sobre galletas María Puig. Parece que tenía leche condensada ligada con Parchita. ¿El resultado? Un sabor celestial...

Helados de Parchita:
Siguiendo el procedimiento de los jugos con sabor a durazno y pera, colóquelos en vasitos o envases para helados e introdúzcalos en el refrigerador. Estos helados se hacen también con el puro jugo de las semillas con bastante agua: Se procede a prender y apagar tres veces la licuadora con las semillas incluidas y una taza de agua, se cuela, se le agrega más cantidad de agua y azúcar al gusto y se colocan en vasitos. Si no quiere hacer helados con esta última preparación, el jugo también es muy sabroso.

Cáscara de Patilla:

Dulce de Patilla:
La concha o càscara de la patilla, (Sandìa) lo verde que queda después de habérsela comido, se pela para quitarle la
parte dura y se pone a sancochar. Cuando está flojita se pone a reposar, luego se corta en tajadas como las del dulce de lechoza y se mete en almibar. Se le puede poner también un toquecito de vainilla al almibar.
El Diario de Caracas, 25 de Marzo de 1989.

Cáscaras de Piña:

Jugo de peras... ¡sin peras!
Cuando compre piña (ananás), conserve la cáscara. Pásele un cepillo firme para quitarle la pelusa, colóquela en una olla con un poco de agua y déjela que hierva por unos cinco minutos. Agregue entonces a la olla un poco de arroz (la cantidad depende del tamaño de la cáscara). Cocine hasta tanto la piña con el arroz hasta que estén suaves y deje que se refresquen. Cuele y guarde en el refrigerador hasta que se enfríen bien. Habrá obtenido un refresco muy rico con sabor a pera.
Revista Ideas. Año 8, n° 8, pg. 8.

Nota :
Esta receta es muy refrescante. Cuando la probé se me ocurrió hacer unos helados que en Venezuela se llaman "Teticas" porque se colocan en una bolsita plástica y al verter el líquido en ella, se ladea y se amarra, quedando en forma de cono. Se coloca en el freezer y al estar congelada, se le abre un huequito en la punta y se va chupando el helado.

Cáscaras de Piña 2:

Mermelada:
No bote las cáscaras de piña. Conviértalas en una deliciosa mermelada casera. Lícuelas bien. Cuélelas por un tamiz muy fino. Mezcle el colado con azúcar y cocínelo a fuego lento hasta que espese. A sus niños les encantará.

Luisa M. de Rueda. Maracay - Venezuela
Revista Ideas s/f.

Cebollas encurtidas:

Cuando le sobre el líquido de aceitunas o pepinos encurtidos, no los bote. Prepare unas deliciosa cebollas encurtidas de la siguiene manera:
Corte en rodajas gruesas una o dos cebollas grandes, según la cantidad de líquido que tenga. Separe las rodajas en anillos y ponga éstos en un recipiente. Eche el líquido en una olla pequeña y caliéntelo a fuego mediano hasta que hierva. Vierta ahora sobre los anillos de cebolla y ponga la tapa al recipiente o cúbralo con un pedazo de papel encerado o de alumnio. Coloque el recipiente en el regrigerador y aguarde de 8 a 10 horas. Las cebollas habrán tomado al cabo de ese tiempo un gusto exquisito y estarán listas para servir solas como aperitivo, con ensaladas o verduras o acompañando un plato de pescado o marisco.
Revista "Ideas". Año 8 N° 5.

Conchas o cáscaras de Plátanos:

Mechada de plátanos:
Cuando hierva plátanos verdes no desperdicie las conchas. Aproveche para hacer esta receta:
1 kg de plátanos verdes
3 tomates picados en cuadritos
1 cebolla grande cortada finamente en cuadritos
1 pimentón grande cortado en cuadritos
1 ajo porro, cortado en rueditas finas
Un manojo de perejil picadito
7 toques de salsa inglesa o al gusto.

Se hierven los plátanos. Al estar blandos y ya fríos, se machacan las conchas y se desmechan arrastrándolas con un tenedor. Se sofríen los aliños y se le anexan las conchas. Se siguen cocinando para que se integren todos los sabores.

Nota: Los plátanos sobrantes, ádemás de consumirse como acompañantes de comida, sirven también para hacer arepas con plátanos. (Ver el blog Recetas Probadas y Aprobadas".
Esta receta me la obsequió la Junta de Vecinos de San Lorenzo, en una exposición de un curso que impartí de Adornos con Material Reciclable. Allí me dieron a conocer este plato y al preguntárseme qué estaba comiendo, mi respuesta inmediata fue: "carne mechada". Me pareció exquisita y creo que el éxito depende del buen aliñado que se le coloque.
San Lorenzo, 25 de Noviembre de 1989.

Equivalencias muy útiles:

1/4 de onza.....................................7 g.
1/2 onza..........................................14 g.
1 onza..............................................25 g.
2 onzas............................................50 g.
4 onzas........(1/4 de libra)............100-125 g.
8 onzas........(1/2 libra)..................225 g.
16 onzas......(1 libra)......................450 g.

Para convertir las onzas en gramos, multiplicar por 28
y para convertir los gramos en onzas, multiplicar por 0.036.
Revista "Ideas". Año 11 N° 2.

Flores de coliflor sobrante:

¿Qué hacemos si nos sobra una taza de flores de coliflor hervidas?:
Procesar bien 2 huevos con 1/2 taza de harina leudante, una taza de cerveza, sal , pimienta y nuez moscada a gusto.
Verter la preparación en un bol e incorporar una cucharada abundante de perejil picado y las flores de coliflor cortadas en trozos más bien grandes. Mezclar bien.
Tomar porciones con una cucharada sopera y freir los buñuelos de coliflor en abundante aceite caliente.
Revista argentina "La Cocina Utilísima Paso a Paso", N° 5.

Frutas muy maduras (que ya no sirven para comer ):

Jalea:
Esta se prepara con azúcar al gusto y con canela, clavo o nuez moscada.
Corte la fruta en pedazos y póngala al fuego. A medida que se va suavizando vaya agregando el azúcar. Déjela enfriar y póngala en la licuadora. Luego llévela de nuevo al fuego y cuando la retire, agréguele unos pedacitos de canela. Queda deliciosa para untar en el pan o para rellenar empanaditas.

Lidia G. Rivera, Huston - Texas. E.E.U.U.
Ideas. Año 11 N° 11.

Grasa del cerdo horneado:

No la elimine: Haga una salsa, agregándole una cucharada de maicena y otra de harina.
Revista "Ideas". Año 11 N° 10.

Grasa del tocino:

Aproveche la manteca que suelta el tocino al freir y úsela:
1.- Para darle gusto a legumbres y granos secos.
2.- Mezclada con harina de maíz y colocada en laticas de atún. Cuélguelas en los árboles: será un manjar para los pajaritos cuando vuelen a los árboles a comer.
Revista "Ideas": Año 10 N° 3.

Hueso del pernil de cerdo de Fin de Año:

¡No lo elimine!. Prepare, al siguiente día, unas caraotas y antes de empezar a cocinarlas colóque el hueso dentro de la olla. Los pedacitos de carne adheridos, se ablandan, se desprenden del hueso y le dan un magnífico sabor a los granos. Haga la prueba...

Jamón sobrante:

Corte las sobras en cubitos y utilícelo en un revoltillo de huevos o en una ensalada de coditos con mayonesa.
Ideas. Año 10 N° 3. Pg. 4.

Leche cortada:

Kumis Casero:
Si se corta la leche no la bote. Póngala en un recipiente fuera de la nevera y después de 3 ó 4 días lícuela con azúcar al gusto. Si lo desea, agréguele unas goticas de esencia de vainilla. Obtendrá un producto exquisito y bastante alimenticio.
Revista Maxima. Año 1. N° 12.

Leche cortada 2:

Queso casero:
¿Se le cortó la leche? ¡Aprovéchela y conviértala en queso! Por cada taza de leche, incorpore 50 gramos de azúcar vainillada y unas cucharaditas de crema. Bata todo e introduzca la mezcla en la nevera... en pocas horas tendrá un delicioso trozo de queso. Y para evitar que éste se seque, envuélvalo en un trapo humedecido con vinagre. Es un método in-fa-li-ble.
Revista Páginas, 9 de Noviembre de 1989.

Miel cristalizada:


Si tienes un frasco de miel cristalizado, no lo elimines, déjalo reposar en agua caliente (no hirviendo) de 5 a 10 minutos, y tendrás miel nuevamente fresca. Paula Elizondo. Cochabamba, Bolivia. Revista "Ideas" . Año 22 N° 10.



Panes duros:

Si le quedaron panes duros de un día para otro, rocíelos con agua y después hornéelos.
Revista Ideas. Año 10. N° 2. Pg.6.

Panes duros 2:

Corte rodajas de pan del día anterior, humedézcalos en leche azucarada y luego páselas por huevo batido. Fríalas en aceite caliente, déjelas escurrir y espolvoréelas con azúcar y canela. Le quedarán riquísimas, para desayunos o meriendas. Ideal para los chicos.
Luisa G. de Pérez. Mar del Plata - Argentina.
Revista Ideas. Año 12. N° 6.

Pan sobrante:

Rállelo, le servirá:
1.- Para empanizar albóndigas, carnes, pollos, filets de pescados, etc.
2.- Para hacer torta de pan.
3.- Para espesar sopas.
Revista Ideas. Año 13 N° 4.

Pan Viejo:

Envuélvalo en papel de alumninio y colóquelo en el horno a 230°C., durante 10 minutos. Déjelo enfriar en el papel y sírvalo aún templado.
Revista Páginas, 2 de Marzo de 1989.

Pétalos de Rosa, secos:

Néctar de Rosas:
3 1/2 oz. de pétalos de rosas secos
1/2 litro de agua
1 cucharadita de miel
10 ó 12 gotas de zumo de manzana o sidra
7 oz. de néctar de uvas
1/2 limón.

Hierva el agua. Añádale los pétalos y déjelos hervir durante 10 minutos. Saque los pétalos y deje enfriar la mezcla. Añada luego el néctar de uva y el zumo de la manzana. Corte unas rodajas de limón muy finas, dejándolas flotar en el líquido. Sírvala como bebida refrescante.
Revista Páginas, 18 de Septiembre de 1986.

Semillas:

Mojito de semilla de auyama:
2 tazas de semillas de auyama
1 cucharadita de orégano en hoja, triturado en el momento de usar
4 dientes de ajo, machacados y cortados finamente
Sal al gusto.

El mojo, que es propiamente un adobo, se prepara separando las semillas de la pulpa, las cuales se lavan, se secan bien y se ponen a tostar ligeramente en un caldero o sartén a fuego lento. Se pasan después a una licuadora, cuyo vaso esté bien seco, y se pulverizan.
El polvo o harina resultante se cierne a través de un colador fino, se pone en un bol y se adereza con el orégano, el ajo y la sal, mezclando todo muy bien. Se envasa en frasco de vidrio limpio y seco, y se conserva para su uso posterior.
Juan Alonso Molina.
"La Revista In" del diario larense "El Informador."
17 de Noviembre de 2002.

Spaguettis sobrantes:

Torta exquisita:
Si le sobraron spaguettis, no los deseche. Póngalos en la licuadora con 2 ó 3 huevos (según la cantidad), azúcar a gusto, un chorrito de vainilla, mantequilla, queso y un poquito de harina de trigo. Bata todo y vierta en un molde engrasado con mantequilla y espolvoreado con harina. Cuézalo en el horno por media hora a temperatura mediana y sirva a su familia una rica torta para el postre.

Marsella O. de Hurtad0. Falcón - Venezuela.
Revista Ideas. Año 11 N° 8.

Queso reseco:

1.-Envuélvalo por un rato en un paño humedecido en agua.
Revista Ideas. Año 6 N° 2.

2.-Sumérjalo media hora en un recipiente con leche y despúes escúrralo. El queso recuperará toda su frescura.
Revista Ideas. Año 16 N°3. Marzo de 1993.

3.-Lícuelo o muélalo con un pedazo de cebolla cruda y obtendrá una pasta para emparedados.
Revista Ideas. Año 22 N° 9.

Restos de queso:

Queso delicioso:
Aproveche los restos de queso que se ponen secos. Fúndalos en una olla, añádale un poco de maicena y un poquito de vino para que tome sabor. Guárdelo en la nevera y utilícelo para
acompañar carnes y pastas en general.
Revista Máxima. Año 1 N° 12.



Tallos de Acelga:


No los deseche, utilìcelos en ricas presentaciones:


1.- Hièrvalos, pàselos por huevo y pan rallado, frìalos y presèntelos acompañados con una salsa de tomate casera.


2.- Còmalos gratinados con salsa bechamel y queso parmesano rallado por encima.
3.- Presèntelos hervidos y servidos picados con una vinagreta hecha en casa.Nury Gòmez de Sucre.


Revista "Estampas", inserta en el diario venezolano "El Universal". Domingo, 9 de Enero de 2011.



















7 comentarios:

arelys dijo...

Ana Virginia, buscando que hacer con las conchas de parchita, me interesó el nombre de tu blog. Que maravillosa sorpresa al abrir tu página y encontrarme con cientos de formas de reciclar desde conchas de papas hasta la rolinera de un vehículo. De veras te felicito por tu interés y preocupación por los problemas sociales y por tu granito de arena por una mejor calidad de vida. Lástima que vivo lejos de barquisimeto porque haría todos tus cursos y cultivaría tu amistad

Minina dijo...

Arelys:
Créeme que estoy gratamente sorprendida con tu comentario, ya que mi blog tiene poco tiempo a la luz de Internet. Tu inquietud por las conchas de Parchita me estímuló para colocar algunas recetas que espero te sean útiles.
Como pienso que la distancia no es obstáculo para cultivar la amistad, desde ya puedes considerarme tu amiga y gracias por tu felicitación. En cuanto a los cursos, te diré que esa es una parte que aún le falta al blog: colocarle fotografías con un paso a paso de actividades que he realizado. Ya será para el año entrante. Si te gusta la cocina, te invito a visitar mi blog: recetasprobadasyaprobadas.blogspot.com. Son recetas sencillas y caseras. Me encantaría que me repondieras para saber si recibiste mi mensaje.
Recibe un afectuoso saludo de
Ana Virginia

Lalo dijo...

muy bueno muy bueno buenisimas recetas mucha gracias. felicitaciones

si asi todos pensaramos seria un mm undo menos contaminado.

y mejor herencia de dejar a niestri hijos. ojala y todos hicieramos conciencia..............

Minina dijo...

Lalo: gracias por tus felicitaciones y palabras que me estimulan a seguir adelante en el cumplimiento de esta noble labor.
Recibe cordiales saludos de MININA.

Franceliz dijo...

Muchas gracias por la informacion... Estoy ineteresada en todo lo que tiene que ver con el reciclaje de las conchas o cascaras de frutas y verduras... Me sirvio mucho tu blog... FELICITACIONES POR TAN MARAVILLOSA INICIATIVA

Jose Torres dijo...

Excelente blog y muy útil. Gracias por compartir las recetas. Antes de leerlo hice un jugo con cáscara de parchita, pero me quedó amargo. ¿Sabe qué pudo haber pasado?

ana virginia gil osal dijo...

José Torres: Gracias por leer mi blog. Me siento complacida por tu opinión sobre el mismo.
En cuanto a la pregunta que me haces sobre las causas del amargo del jugo que preparaste, creo que puede ser que no le desprendiste la mallita que se ve, cuando la cáscara ya está cocida, con color trasparente. Después queda una especie de masa, que también se desprende, con una cuchara, de la cáscara amarilla. El jugo lo vas elaborar licuado con esta masa y con jugo de la semilla, ya colado. Espero que me informes
en cuanto lo hagas, que yo voy a estar pendiente para leer los resultados.
Recibe un cordial saludo, junto con mis disculpas por no haber leído tu mensaje a tiempo.

 
;